Estoy tratando de averiguar por qué cuando mis esporádicos tripulantes hacen click en "Seguir leyendo", el bendito vínculo no funciona, incluso a mí me pasa. Se suele arreglar cuando le dan actualizar a la página pero a veces el problema persiste. Sí todavía tienes curiosidad de leer la pachotadas que escribo también puedes darle click al título de la entrada para leerla completa.
Y como suelen decir: "Estamos trabajando para servirlo mejor. Muchas gracias por su comprensión".

Marilia Navegando

viernes, 16 de mayo de 2008

Recuperando desayunos



Han cambiado el horario de entrada y ahora debo ir más temprano al trabajo, lo cual me parece genial porque evito un poco de tráfico (pero sólo un poco!). En consecuencia también salgo antes de la oficina para estudiar (qué nerd) y llego a casa sin el hambre que me hacía devorar directo de la olla.
Este es un pequeño detalle del que no me habría preocupado en comentarles si no fuera porque el domingo, al despertarme, encontré a tientas mis gafas y tomé la cajita de bombones que improvisadamente había comprado un par de días antes. Aún con la pijama puesta y con mi aliento a perro estuve a punto de tocar la puerta, pero me volví como si alguien me hubiera llamado a susurros: vi mi guitarra yaciendo en un rincón…
No es mala idea, pensé.

Regresé ante la puerta y entoné: “Estas son las mañanitas que cantaba el rey David, a las muchachas bonitas… “
Como era de esperarse mi madre me recibió con una sonrisa angelical, gracias hijita!!, No de nada… Feliz día.
Me quedé un rato observando la delicadeza de aquellos dedos que descubrían lentamente los bombones, lo primero en lo que yo me fijaba en una mujer eran sus manos, tu mamá tiene bonitas manos, que felizmente, ustedes han heredado, ¿Quieres uno? Primero come tú pues mamá, es tu regalo, dije sin poder evitar un sentimiento de culpa. Ahora que ando más misia que nunca, fui bombardeada como casi todos ustedes con la cruel publicidad del día de la madre. Digo cruel porque me sentí la peor hija del mundo por no poder comprar ningún electrodoméstico gigante, ni separar una cita en un salón de belleza, ni adquirir alguna joya o prenda elegante que mi madre pudiera lucir en su día. ¿Y qué quieres hacer hoy? Podemos ir a almorzar a un lugar bonito y luego comprarte algún regalo (que no pase de 50 lucas por fa')… Lo que tú quieras está bien, hijita, hummf, habla pues mamá, di a dónde quieres ir, a donde tu quieras, ah entonces nos quedamos acá, nos encerramos en casa, total, todo el mundo sale hoy, todo está lleno… jaja, esta bien, yo sólo quiero un desayuno largo contigo hijita ¿qué es de tu vida? ¿Qué novedades? Con este nuevo horario de tu chamba ya nunca hablamos, pasan días enteros sin verte…
Ya empezaba a sentirme en un comercial trillado del día de la madre. Puaj! So, inicié mi fuga de la habitación, cuando, otra vez me volví como si un susurro me hubiera llamado… ¿qué es de tu vida?
Licenciatura, maestría, trabajo, diplomado, clases, salidas… si bien me gusta estar en muchas cosas, había olvidado que la gente más ocupada es la que tiene tiempo para todo, caí en cuenta que hacía semanas que no hablaba con mi madre, el nuevo horario del trabajo había hecho que nuestra charla diaria en el desayuno desapareciera y yo, yo ni lo había notado.
Preparé con cuidado un jugo de papaya con maracuyá, también una tortilla que tanto le gusta y nos quedamos durante horas hablando: sobre mis nuevos amigos en el trabajo, sobre ese singular profesor de la maestría que emociona en la cátedra, de sus amigas de la parroquia, de las novedades con mis primas, de la visita de Katia, …
Al mediodía llegó mi hermana y mi padre para almorzar, puedo resumir diciendo que la pasamos muy bien, conversamos mucho, hablamos y bromeamos, he estado tan ocupada que creo que había olvidado ese placer familiar.
En fin, dejándome de justificaciones prometo comprar un mejor regalo el próximo año.

15 comentarios:

Trovadorhp dijo...

El mejor regalo es el tiempo que le des :)...
saludos, entrañable tu post :)

Petisita dijo...

Aunque no lo creas tu post me ha dado animos. Andaba bajoneada con mi nueva tarea de ser madre, miles de miedos y dudas pero despues, con el tiempo, tienes una compañera para siempre. ojala sea nuestro caso.

Patricia dijo...

No te dejes bombardear con la publicidad del dia de la madre! Que mejor regalo que le hagas el desayuno, le cantes y converses con ella!
Es muy cierto eso de que la gente mas ocupada siempre tiene tiempo para todo.

atormentado dijo...

es verdad.
el mejor regalo ya se lo habias dado y no te diste cuenta.

los bombones fueron solo el lazo que adornaron de ese bonito regalo.

Raulín Raulón... dijo...

A veces, cuando tenemos más o parecemos tener más encima, lo mejor que podemos dar es nuestro tiempo.

El próximo año puede ser el día entero, ¿no?

Mafa dijo...

Compartir tiempo en familia es lo mejor, sobretodo con tu mamá que imagino debe apoyarte bastante porque seguro con tantas actividades no tienes tanto tiempo para la actividades domesticas, no?

Saludos

La gata en el tejado caliente dijo...

yo creo que lo que hiciste fue genial :) no tendrías por qué sentirte mal si lo importante fue que compartieras tiempo con tu mamá pues eso era lo que ella quería. Si ya no desayunan como antes si ya no tenían mucho tiempo para conversar entonces qué mejor que hacerlo, cuando tienes que buscar los regalos en particular es cuando ya pasas tanto tiempo con tu madre que ya quiere otra cosa! jajajaja ya se cansó de verte tanto :p jijiji
Me parece que estuvo muy bonito tu regalo ;)

El perro andaluz dijo...

Supongo que tus desayunos, son mejores ahora, aunque se te quemen las tostadas.

Ronny Lionel dijo...

Cocinar para mi viejita sería un excelente regalo para ella. El problema es que no sé cocinar (!!!) pero estoy aprendiendo de poquitos desde que vivo solo, y alguito me sale. No puedo olvidar el sabio consejo que me dio mi madre un día:

"Aprende a cocinar hijito. No vaya a ser que te consigas una mujer inútil que no tampoco sepa, y después ¿quién te va a preparar la comida?".

Ya pronto aprenderé, madre ;)

JoseLo dijo...

Y es que madre solo hay una.
Yo todavia no imagino el día en que no hable, por lo menos, media hora con la mia.
Saludos

Ishua Runa dijo...

Hasta ahora no sé cocinar, menos mal que me tocó una tía que me engríe y prepara unos combos y piscos de la refurifunflai; a veces hasta pienso que he debido nacer para ser "Caficho" porque todas me trataron muy bien y yo, me portaba como un dog, perdón, como una bestia; algo me dice que el destino me las está juntando todititas para cobrármelas de un solo kechi y ¡ahí te quiero ver!. Saludos.

markin dijo...

Tan bello regalo el comunicar, el dejarnos saber.

Cuan felices los padres con las cosas que hacemos y descubrir esas cosas que no sabían de nosotros, etc.

Tocar guitarra ... humm, lástima que no lo aprendí.

chau,

Elmo Nofeo dijo...

El mejor regalo que le puedes hacer a tu mamá es que te vea feliz, todo lo demás es accesorio.

Saludos.

Trovadorhp dijo...

Le dejo un saludo ... se le extraña.

Marilia Navegando dijo...

TROVADORHP: Gracias, tal evz un poco trillado pero era lo que sentía.
PETISITA: Si desde el inicio te haces la idea de que tu hija y tu tendrán una super relación así sera, lo peor es indisponerse, te lo digo porque con mi madre nos llevamos genial.
PATRICIA Y GATA EN EL TEJADO: Tu siempre presente con tus atinaos comentarios, gracias!
ATORMENTADO: Gracias, pensar que el tiempo es invalorable, nunca puede ser recuperado.
RAULIN RAULON: Claro, todo el día, no solo unas horas
MAFA: Tienes tooooda la razón, sin mi mamá y sus cuidados estaría perdida.
PERRO ANDALUZ: POr eso no hago tostadas, quemadas no saben muy bien jeje
RONNY: jajaja Sabes que? Dicen que el que no sabe cocinar siempre anda enfermo del estomago, cuidado eh!
JOSELO: Wow que bueno y dicen que los hombres son poco comunicativos?
ISHUA: Que suerte con tu tía, pero te repito lo que le dije a Ronny, el que no sabe cocinar siempre anda enfermo del estomago.
MARKIN: Y a veces uno vivo mucho tiempo con la gente y no se deja conocer, verdad?
ELMO NOFEO: Gracias Elmito !